Sin educación, los libros se queman solos

25 04 2006

El escritor estadounidense de ciencia ficción Ray Douglas Bradbury, autor en 1953 de Fahrenheit 451 consideró que la falta de educación convierte a los libros en “innecesarios” y hace que “se quemen solos”.

En el marco de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, Bradbury, de 85 años, participó en un encuentro con sus lectores argentinos desde su residencia en Los Ángeles (California, EEUU) a través de una videoconferencia.

El autor de Fahrenheit 451, que muestra un futuro en el que la lectura está prohibida y en el que la gente recibe mensajes a través de la televisión, afirmó que, hoy en día, las nuevas tecnologías “bombardean a la sociedad con información, pero de cara a la formación de las personas nada es sustitutivo de la lectura”.

Para contagiar a la gente joven del interés por la lectura, el maestro de la ciencia ficción señaló que “hay que empezar a practicarla cuando se es muy joven, aproximadamente a los cinco años”. Señaló que la ciencia ficción es “buena”, pues es un género que trabaja con metáforas universales que pueden prender muy bien en los jóvenes”.

Yo realmente estoy muy de acuerdo con la opinión de Bradbury. Los libros se utilizan principalmente para transmitir el conocimiento y la cultura. Ultimamente la gente esta perdiendo el interés por la lectura, ya que les parece aburrida. El problema que hay es que los sistemas educativos fallan en este asunto.

Yo por ejemplo cuando iba al colegio, a mi me gustaba leer. Pero sobretodo, me gustaba leer libros de ciencias de la naturaleza y sobre ciencia-ficción. El problema es que cuando vas al colegio, muchas veces te encargaban leerte algún libro por obligación, con lo cual te lees el libro solamente por obligación, con lo cual te lo leías a disgusto, lo que conlleva a que cada vez que te mandaban leer un libro, lo hacias como una obligación, y no como una afición. Al final, con el paso del tiempo, estas actitudes provocan el alejamiento de las personas de los libros, ya que los ven como algo tedioso, aburrido.

Ahí es donde falla el sistema. En mi opinión, lo que se debería hacer en los colegios para incentivar la lectura es que cada año cada alumno se leyera un libro, el que el alumno quisiera, y de cualquier genero. Así al menos yo creo que si se diera libertad a cada persona de leer, al menos se aseguraría que lo hiciera por afición. De esta forma, si la lectura se hace por afición, no lo haces como si fuera alguna actividad obligatoria, con lo cual la gente se va aficionando a la lectura, o al menos, a algún género escrito, con lo cual al menos de esta forma ayudaría a no perder el interés.

La gente esta dejando de leer, y esto es realmente peligroso. La incultura hace que la gente sea más fácilmente manipulable, con lo cual los políticos pueden crear un mundo de gente aborregada que les siga el juego en todo lo que hacen, llegando a darse finalmente gobiernos autoritarios, que finalmente someterían al pueblo. De esta forma, se puede asegurar que la cultura es uno de los instrumentos para mantener la libertad de la humanidad.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: