Las experiencias cercanas a la muerte

29 06 2006

La humanidad siempre ha desconocido los fenómenos que se producen en el momento de la muerte, ya que a la humanidad le aterra el fin, y se consuela pensando que la muerte es un nuevo inicio.

Las experiencias que se producen durante la muerte solo se conocen por los relatos de personas que han sufrido por un momento una experiencia similar a la muerte y que han salido de ella (experiencia cercana a la muerte). Los relatos contados por estas personas siempre se han atribuido al comienzo de la otra vida, pero también tiene su explicación científica.

Las experiencias cercanas a la muerte siempre tienen un patrón común:
Cuando se produce el fallo del organismo, el paciente se siente flotar sobre su cuerpo, y es capaz de ver y oír a las personas que hay en el lugar en el que se encuentran, a pesar de que no tiene conciencia. Acto seguido la persona siente como si se elevara y atravesara un túnel oscuro con mucha rapidez. Después de atravesar el túnel siempre ve una figura, blanca o transparente, generalmente también se suelen ver paisajes, oír voces o música. A partir de este momento la persona siente una sensación de paz interior. A continuación ven aparecer a familiares ya fallecidos que van a su encuentro, también se suele aparecer una imagen, que la persona suele atribuir a un personaje relacionado con sus creencias religiosas, y se establece un dialogo entre ellos. En este momento suelen tener una visión global de todo lo vivido, como si de una película se tratase. En ese momento la persona se encuentra un obstáculo al final del túnel que le impide finalizar su recorrido, y en este momento la persona toma conciencia de que aun no ha muerto y debe regresar.

Según las explicaciones científicas con respecto al tema, tras el fallo orgánico, el cerebro produce grandes cantidades de endorfinas, que nos alivian el dolor y nos genera una sensación de placer y paz interior. También el cerebro empieza a trabajar a una velocidad mayor de la corriente en un intento desesperado de mantenerse con vida. Esto hace que nuestros recuerdos circulen a gran velocidad por el cerebro, lo que explicaría la sensación de ver nuestra vida como si fuera una película. También la sensación de flotar sobre el propio cuerpo y el atravesar el túnel son consecuencia de la mayor actividad cerebral. El hecho de que a pesar de estar inconscientes podamos escuchar a las personas que están a nuestro alrededor se debe a que en el momento de la muerte nuestros sentidos van fallando de forma secuencial, siendo el oído el ultimo sentido en desactivarse, con lo cual se puede escuchar a las personas incluso después del fallo orgánico. Y el hecho de poder hablar con nuestros familiares difuntos y con las entidades que se encuentran al final del túnel se debe a nuestro propio subconsciente, que pone imagen y voz a nuestros recuerdos.

Lo curioso del asunto es que a pesar de cambiar la forma de pensar de las personas con el transcurso de los siglos, los que han vivido estas experiencias desde la antigüedad han afirmado que siempre seguía ese patrón común, lo cual se explica debido a que nuestros pensamientos no tienen nada que ver con la experiencia en si.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: